Nanotecnología

Si no escucharon hablar de Nanotecnología entonces necesitan ver un doctor o empezar a leer otros diarios. Hace poco, hablando con una amiga sobre “el futuro” empecé a hablarle sobre este tema. Para mí, hablar de estas cosas me genera un pequeño conflicto: por un lado no quiero caer en el optimismo desmesurados que expresan algunos cuando hablan de estas cosas; por el otro, esta tecnología parece sacada de una película de ciencia ficción y promete mucho. Para que se den una idea, le dije a mi amiga “esta tecnología puede llegar a ser la definición de la palabra “futuro”.”.



¿Que es?

“Nano” es un prefijo que significa 10-9, o sea 0,000000001. Un nanómetro, para que se den una idea, es a un metro lo que una canica es a la Tierra. Nanotecnología se entiende entonces como “la tecnología de lo muy chico”. Esto es nada más y nada menos que la manipulación de átomos, individualmente, para crear máquinas. Esta tecnología nos va a permitir hacer máquinas más pequeñas que cualquier ser vivo en este planeta.

La nanotecnología podría, si cumple con nuestras expectativas, alterar nuestra forma de vida a un nivel tal que es difícil imaginarlo. A primera vista es difícil entender que tan importante o trascendente puede ser hacer máquinas más chicas. ¿No es eso lo que hacemos todos los días? Si, pero no en esta escala. Cada día las computadoras, nuestros equipos MP3 y las cámaras de video se hacen más chicas. La nanotecnología haría las cosas tan chicas que serían virtualmente invisibles, y permitiría hacer cosas antes impensables. Imagínense una radio 1000 veces más chica que el grosor de un cabello humano. Bueno, no necesitan imaginarla:

http://news.nationalgeographic.com/news/2007/11/071105-smallest-radio.html

Y esa noticia tiene casi 2 años.



El futuro

Cuando dije que esto es la definición de “futuro”, me refería exactamente a eso. Sería posible en unos años crear nanomáquinas que, literalmente, nos darían superpoderes. Imagínense poder pasar 30 minutos abajo del agua sin salir a la superficie para tomar aire gracias a tanques de aire comprimido, millones de millones de ellos, liberando aire en nuestro torrente sanguíneo. ¿Y como llegarían ahí? Fácil: Los tomamos en un vaso de agua. Serían tan chicos que podríamos ingerirlos sin siquiera darnos cuenta. Esto último es un poco atemorizante…

Las nanomáquinas podrían comportarse como una arena multiuso, capaz de crear objetos a gusto en cualquier momento, y no tendríamos que guardarlas en ningún lado: las podríamos llevar sobre nuestra piel, tan imperceptibles e invisibles como el polvo que tienen ahora sobre sus brazos. ¿Tienen un problema de caries? No hay problema, un ejército de nanomáquinas eliminaría las bacterias y reconstruiría el diente. ¿Necesitan una computadora? Las nanomáquinas en su ojo armarían un monitor.

Como esto pero en forma de polvo invisible

Como esto pero en forma de polvo invisible

El problema de escribir sobre esto es que en cierta manera, la imaginación es el límite. Hoy en día ya se hacen nanotubos de carbono, que son de unos cuantos átomos de carbón de ancho. Estos tubos tienen propiedades estructurales absurdamente superiores a cualquier cosa que se usa hoy en día para construir. Esto significa que se podrían construir edificios mucho, muchos más altos, cables mucho más delgados, autos más livianos, etc.

Estructura de los nanotubos

Estructura de los nanotubos

Y esto es solo la punta del iceberg. Cuando salió la Internet la gente, especulando a futuro se imaginaba que bueno iba a ser poder ver fotos y videos. Nadie se imaginó la Web 2.0, la blogosfera, las redes sociales, etc. Ciertamente, cuando inventamos la computadora nadie se imaginó nada de esto. La verdad es que, probablemente, no tengamos ni idea de las oportunidades que ofrece esta tecnología.

El rango de aplicación es inmenso. Desde la capacidad de combatir células cancerigenas en forma mecánica, y con precisión quirúrgica hasta la capacidad de literalmente transformar un material en otro en forma casi instantánea, incluso si se cumple el 0,1% estas predicciones, el mundo va a cambiar drásticamente. Tan serio es el tema que hay una genuina preocupación en la comunidad científica, las universidades y los gobiernos.




Plaga gris

Supongamos que tenemos un adorable robot, varias veces más chico que un grano de sal. Trabajamos duro y gastamos mucha plata para crearlo, pero uno solo no sirve de nada. ¿Que hacemos? Bueno, le podemos decir que fabrique otro robot igual a el: que se replique. Lo que sigue es un extracto del libro “Engines of Creation” de Eric Drexler:

“Así, el primer replicador ensambla una copia suya en mil segundos, entonces los dos replicadores ensamblan dos más en los siguientes mil segundos, esos cuatro construyen otros cuatro, y los ocho construyen otros ocho. Después de diez horas, no hay 36 nuevos replicadores, sino más de 68.000 millones. En menos de un día, pesarían una tonelada; en menos de dos días, sobrepasarían el peso de la Tierra; en otras cuatro horas, excederían la masa combinada del Sol y todos los planetas… si el reservorio de elementos químicos no se hubiera agotado mucho antes.”

Ahí lo tienen. Nada menos que el fin del sistema solar en 1 día y 4 horas.

¿Que si hacemos nanoplantas? ¿Nanovirus? ¿Nanobacterias? Las nanomáquinas ofrecen la oportunidad de crear vida mecánica, desde su nivel más básico. Y lo peor, es que sería vida mucho más eficiente y resistente que la vida como existe en la tierra, capaz de ganarnos en nuestro propio juego a una velocidad épica.



Que ahora

Seguir investigando. El Apocalipsis nanotecnológico de 28 horas esta lejos en el horizonte. Esta rama de investigación ofrece un sinnúmero de oportunidades y ventajas. El campo de la medicina sería quizás el más beneficiado ya que parece evidente que no vamos a encontrar una cura para el cáncer que no sea mecánica. El reciclado de materiales quedaría en la historia, dando paso al “transformado” de materiales. Como dije antes, las posibilidades son casi tan grandes que la imaginación entra en juego.

Anuncios

3 respuestas a Nanotecnología

  1. Fanacademia dice:

    ¡EXCELENTE POST! Y el campo de aplicaciones de la nanotecnología es absolutamente ilimitado.
    De hecho, una de las cosas mas locas que están empezando a llegar (aunque es falaz llamarlo nanotecnología ya que está mas en el orden de los micrones que de los nanometros) son los nuevos discos SD de estado sólido de 200 gigabytes (Gb), que son iguales que las tarjetas de memoria de las cámaras o los teléfonos móviles (aunque mas grandes, obvio) y SIN PARTES MECANICAS, lo que disminuye el tiempo de respuesta (van prácticamente a la velocidad del bus de la PC).
    Otra de las locas aplicaciones son los memristores, que básicamente son resistores (esos pequeños tubitos de colores en las placas electrónicas), pero con memoria, lo que permitiría que se reemplacen los dispositivos como el disco SD anterior, por otros que serían muchísimo mas rápidos, mas baratos y que no necesitarían una carga para mantener los datos (algo así como un Pen-Drive, pero con usos ilimitados). Pueden ver un video acá:

  2. parlo dice:

    Me estoy imaginando rascacielos de alturas inimaginables hoy día de hormigón armado construidos gracias a millones de estos bichitos metidos en el hormigón que secuencialmente van segregando retardadores de fragüe lo que permitiría bombear a grandes alturas sin endurecimiento prematuro del material…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: