Feng Shui: decorando con magia

El Feng Shui es uno de los productos mas populares dentro del mercado New Age, aquel que ofrece soluciones existenciales y espirituales basadas en culturas orientales milenarias, en libros de colores vibrantes y paginas gruesas, cristales y péndulos, producidos por capitalistas. Obviamente, todas estas ideas no nacen puramente de la visión de negocio de sus promotores, si no que, muchas veces realmente se trata de conceptos pre-científicos y mágicos originados en culturas lejanas. Mucha gente le puede dar valor a las ideas acorde a su origen, pero creo que hay que plantearse que opinaría el chino promedio de los rituales de la Macumba o del Vudú.

Conocimiento milenario

En fin, en primera instancia el Feng Shui parece ser más sobre como decorar una casa que una práctica esotérica, pero la realidad es que todas sus técnicas de decoración son derivadas de una creencia en la existencia de un “flujo de energía”, llamado chi, que no tiene mayor definición de la que acabo de dar, es decir, no se puede medir, no parece interactuar con nada y no existe una definición concreta de que es. Es “la energía vital”. Siéntanse libres de interpretar lo que quieran a partir de esta definición: es lo que hace todo el resto de la gente. Esta es una noción pre-científica, común en muchas culturas y tiene diversas raíces. En algunos casos, surgía de la combinación del entendimiento parcial del organismo como un conjunto de materia, el darse cuenta de que “somos lo que comemos”, con la incapacidad de explicar el “soplo de la vida”. ¿Que animaba al organismo? Bueno, la energía vital, obviamente. La teoría detrás del Feng Shui entonces, supone que hay formas de acumular o de hacer fluir el chi, el cual a su vez, tiene polaridad: yin y yan, que deben estar balanceadas para vivir en armonía y paz. Tradicionalmente, para lograr esto se usa una brújula especial, que ayuda a dividir el espacio “correctamente”. Seguramente la confección de dicha brújula tiene una buena y elegante mezcla de mitología y arte, pero por lo que pude observar, las divisiones y sectores que conforman la misma son de origen arbitrario.

Sin embargo, no todo es magia en el mundo del Feng Shui, ya que esta fuertemente vinculado con la noción de que hay que vivir con y no contra la naturaleza, ya que esto maximiza el beneficio de la relación. También, alega que el ambiente que nos rodea tiene un efecto sobre nosotros, sobre nuestro estado emocional y sobre nuestra salud. Estoy absolutamente de acuerdo con estas ideas, aunque quizás difiero en que magnitud pueden tener estos efectos. Me parece obvio que el ambiente nos afecta, ya que no es lo mismo vivir en un departamento de 4×2, maloliente, húmedo, ruidoso y contaminado, que vivir en un penthouse con vista a la playa. Pero, creo que salvo en casos de diferencias tan extremas, la diferencia entre un ambiente y otro puede ser muy sutil, y los efectos, despreciables frente a otros.

Estéticamente, el Feng Shui puede proveer resultados muy atractivos. Siempre me gusto la decoración tipo oriental, creo que es muy linda y ciertamente, puede ser muy practica y relajante. ¿Por que justificar estos beneficios estéticos reales con nociones mágicas baratas? ¿Hace falta recurrir a espiritualismo reciclado y empaquetado para el consumidor, para justificar decisiones decorativas? Digo reciclado y empaquetado porque, por ejemplo, el Budismo Zen, el cual puede ser ligado con el Feng Shui, es verdaderamente un área interesante, una filosofía muy complicada que tiene muchísimo valor, pero que es denigrada a la superstición y caricaturizada por el movimiento New Age, simplificando sus conceptos (que lleva años conocer, más años entender y más aun aplicar) para que uno pueda entrar a un negocio, realizar una transacción de 5 minutos y llevarse a su casa un libro de 100 páginas que promete “felicidad y tranquilidad espiritual” a las millones de personas que lo compran. Les tengo una noticia: ser feliz a nivel “espiritual” no es fácil, y no es algo que van a adquirir leyendo un bestseller sacado del estante de auto-ayuda. Es un proceso complicado y desgastante, que ha sido el eje central de muchas grandes obras de arte, sean literarias o visuales. Si quieren estudiar la filosofía espiritual de oriente, lean a Confucio. Quizás soluciona sus problemas. Probablemente no.

Resultados

Me desvié un poco. Como les dije antes, esta práctica se basa en flujos de energía y en la disposición de los cuartos de un hogar según analogías con el mundo natural. En los casos más extremos, la posición de elementos como espejos y ventanas, puede resultar vital para asegurar el correcto flujo de la energía, resultando en cosas como esta:

Agujereado para su comfort espiritual

O, más recientemente, en un juicio a un casino por parte de un cliente, según el cual el casino había hecho uso del Feng Shui para influenciar negativamente el juego de la victima. Acá es donde entramos en terreno conocido, en el resultado inescapable de mantener una firme creencia en algo, basado en la superstición, la falta de evidencia, pensamiento mágico y buenas esperanzas: el reemplazo y rechazo de causas y sistemas conocidos, por creencias personales basadas en la mala interpretación de la realidad, con resultados perjudiciales para todos los involucrados.

Hay otros casos como el del apostador y el casino:

Un comerciante chino en Inglaterra, que le hizo un juicio al propietario de su tienda tras trasladarla del numero 6 de la calle Gerrard al numero 4. El 4 no solo es de “mala suerte” si no que ademas, el nuevo negocio no tenia buen “Feng shui”.

– El Zoológico de Los Ángeles contrata especialistas en Feng Shui (por U$S 4500) para hacer que 3 monos importados de China se sientan “como en casa”. Noten que, para resolver un problema real de adaptación, están recurriendo a practicantes de magia, que cobran 4500 dolares por su servicio.

– En 2004, Leland Y. Yee, actual senador demócrata de California (desde 2006), propuso que el código de construcción de California exigía que la construcción de los edificios se realizara siguiendo las pautas del Feng Shui. No solo esto hubiese resultado en una perdida de dinero descomunal, si no que hubiese sido difícil de aplicar, ya que las mismas son tan vagas que su implementación varía de persona a persona.

Ciertamente, son casos separados y aislados, que no resultan o hubiesen resultado en cosas demasiado catastróficas, salvo quizás el último, pero creo que ilustran la penetración de la superstición y el misticismo en la sociedad actual, y algunos de sus peligros. Si hubiesen aprobado la resolución sobre el código de construcción, ¿que hubiese impedido que otros supersticiosos incorporasen otras legislaciones similares? Quizás, alguien propone determinar el nivel de impuestos según lo que dicen las cartas del tarot, o según las estrellas en los cielos. Parece como si estuviera exagerando, pero cuando consideramos que Ronald Reagan consultaba a una astróloga, creo que todo entra en perspectiva.

El Feng Shui esta derivando lentamente en un arte decorativo, menos vinculado a las creencias en energías místicas y estados espirituales, lo cual es bueno. Sin embargo, en el proceso arrastra todo tipo de conceptos supersticiosos con ella que le restan legitimidad y obscurecen el estudio real que el ambiente tiene sobre nosotros. Mientras se basen energías que no saben definir, en supuestos resultados para los cuales no hay evidencia ni mecanismo de acción propuesto (que pueda ser estudiado experimentalmente), cualquier beneficio real que tenga el Feng Shui será desconocido, y su enteramente probable ineficacia, también. Quienes creen en estas modalides son quienes tienen la responsabilidad de demostrar su funcionamiento, de dar evidencia y de proveer explicaciones consistentes. De la misma manera, es la responsabilidad de cualquiera que valore la racionalidad y el pensamiento crítico, señalar que estas prácticas carecen de evidencia que las validen. Es posible que el Feng Shui provea una decoración estéticamente placentera, cómoda al cuerpo, que tenga como resultado final la relajación, pero las respuestas a las preguntas de cómo logra esto, por qué, si es general o personalizado y qué vínculos tiene con nuestro entendimiento de la biología, estarán siempre distantes, bloqueadas por una explicación previa al planteo de las preguntas: magia.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: