Power Balance

enero 3, 2011

Las pulseras “Power Balance” se han vuelto muy populares en los últimos años, particularmente en los últimos meses, vendiendo cada unidad a un precio entre 20 U$D y 50 U$D aproximadamente. La idea de la pulsera es que le aumenta a uno la fuerza, el balance y le mejora la postura. ¿Cómo hace esto? Usando un holograma.

 

 

Según powerbalance.com, las pulseras funcionan con “el campo de energía natural del cuerpo”, intentando “optimizar el flujo natural de energía”, con hologramas “diseñados para resonar con y responder al campo de energía natural del cuerpo”. Esto es lo que se denomina lenguaje pseudocientífico. Muchas palabras que no significan nada, palabras con alguna tinte de significado técnico que están puestas en oraciones para que parezca que están diciendo algo que tiene sentido, cuando en realidad no tiene ninguno.

Si bien todo ser vivo tiene “un campo natural de energía”, podemos ser más específicos, y decir que ese campo es un campo electromagnético, como el que emite todo cable con electricidad, todo monitor de computadora, celular, etc. “Natural” es un adjetivo innecesario. En la oración pretende aludir a algo biológico, cuando no tiene nada que ver con eso. El campo es producido por el movimiento de carga eléctrica dentro del cuerpo, la misma causa universal que genera “campos de energía” en todo el universo.

Quienes escriben/leen esta descripción parecen olvidar que significa que algo entre en resonancia con otra cosa. En pocas palabras, significa que se mueva de lado a lado cada vez más. Si el holograma dentro de la pulsera verdaderamente entrara en resonancia, saldría expulsado del brazo, o al menos se lo sentiría moverse con violencia de lado a lado. Imaginen un péndulo que oscila de lado a lado una determinada distancia, la cual aumenta con cada oscilación. Eso, es resonar.

 

Aun así, a pesar de que la descripción del funcionamiento sea absurda, puede que la pulsera aun funcione, ¿no? Es decir, yo puedo decir que una bomba de agua funciona porque el motor se acopla con las ondas gravitacionales producidas por el giro de la tierra y la forma en la que gira alrededor del sol, y que el movimiento de las paletas impulsa mediante un campo electromagnético las moléculas de agua hacia el otro lado. Pero decir semejante estupidez no hace que la bomba deje de funcionar

 

Articulos mágicos

Las pulseras Power Balance producen efectos no-especificos sobre el cuerpo de uno. No se especifica a qué distancia deben estar para funcionar, que grado de aumento de habilidades proveen, etc. Son increíblemente similares a los artículos mágicos que se encuentran en cualquier juego de rol, por ejemplo, collares que proveen defensa contra la magía, anillos que protegen contra el fuego o daños causados por electricidad. En juegos como el Final Fantasy o Chronno Trigger hay botas/bandanas/pulseras mágicas que aumentan la velocidad de los jugadores. Magia, eso es lo que Power Balance vende.

 

Velocidad +2!!!! PowerBalance, agilidad +1?

 

Las demostraciones

Si conocen el producto, también estarán familiarizados con las demostraciones de equilibrio que hacen sus vendedores a las potenciales víctimas del fraude que están comercializando. No quiero entrar en mucho detalle sobre cómo se llevan a cabo estas pruebas que pretenden demostrar el funcionamiento del producto y su eficacia. Básicamente, son trucos. Empujar a una persona de una forma, hacerlos caer, ponerle la pulsera y luego empujarlos de una forma que parezca igual, pero distinta, y notar que no se han caído.

Hay varios videos en youtube que demuestran cómo funciona esto, incluso uno donde un vendedor de pulseras mágicas es incapaz de detectar, mediante estas pruebas, quien lleva puesta su pulsera.

Los pueden ver acá:

 

 

En definitiva, estamos tratando con una empresa que ofrece una explicación absurdamente pseudocientífica para vender, mediante la ayuda de demostraciones fraudulentas y deshonestas, un producto que equivale a un amuleto mágico. Es un poco preocupante que sea tan exitosa haciéndolo. Creo que se debe en gran parte a que la mayoría de la gente no es expuesta con frecuencia a mentiras tan grandes y elaboradas como estas, y cuando se encuentran con ellas, no están preparados para pensar críticamente sobre lo que les está siendo presentado.

 

Las noticias

Estos productos, que lamentablemente atraen cientos de miles de deportistas, tanto profesionales como amateur que buscan obtener una ventaja física, son venidos sin que la empresa responsable de los mismos haya provisto ningún tipo de evidencia científica que compruebe su funcionamiento. Son, por lo tanto, artículos fraudulentos, que son y fueron vendidos con la promesa de cumplir una función que no se ha demostrado que cumplen. La gente que fue engañada y que compró estos productos debería demandar su dinero devuelta.

Pero, entiendo si no me creen o no están de acuerdo. Sin embargo, quizás le crean a Power Balance, la empresa que los vende y que ha publicado en su página australiana, un texto casi idéntico al anterior:

Lamentablemente, el mismo anuncio no se encuentra en otras páginas de la empresa. Si compraron este producto, pero no en Australia, deberían tomar acción. Una cosa que pueden hacer es seguir usando el producto en el brazo, y responder a preguntas sobre el mismo diciendo que la empresa está siendo investigada por fraude, y que admite que no existe evidencia alguna que compruebe el funcionamiento de las pulseras. De esta manera pueden evitar que otra gente caiga víctima de un fraude. Por otro lado, quizás puedan tomar alguna acción legal, ya que consumidores pueden demandar a la empresa por haberlos estafado con un producto que no cumple la función que les fue prometida, y por la que pagaron. Lo malo es que como las pulseras valen relativamente poco, es difícil que alguien se moleste lo suficiente para hacer una demanda legal a la empresa. Por lo contrario, si siguen creyendo que estos productos funcionan, por favor contactense con el JREF, ya que si demuestran su funcionamiento podrían ganar un premio de $1.000.000, el cual pueden donar a caridad si “no les interesa el dinero”.

 

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

La pelea por la verdad: Quiropráctica

marzo 10, 2010

Muchos no estarán al tanto de la batalla legal que hace tiempo se está librando en Inglaterra entre la BCA (British Chiropractic Association) y el escritor y físico de partículas, Simon Singh. El problema se inició el 19 de Abril del 2008, cuando Simon Singh escribió un artículo para el diario “The Guardian”, llamado “Beware the Spinal Tap” en el cual denunciaba a la quiropráctica como un tratamiento ineficaz, peligroso y fraudulento. Particularmente, denunciaba al la BCA por “promover felizmente tratamientos falsos”. En su idioma original, “This organisation is the respectable face of the chiropractic profession and yet it happily promotes bogus treatments.” (No hay una traducción realmente buena para la palabra “bogus”).
Básicamente, Simon estaba acusando a la BCA y a los quiroprácticos de avalar y administrar un tratamiento médico que no está respaldado por evidencia, para el tratamiento de diversas enfermedades y problemas. Estas acusaciones no sentaron muy bien en la BCA, la cual, en vez de proveer dicha evidencia y aclarar la situación, demandó a Simon Singh por difamación. Esto no sería tan terrible si no fuese por el hecho de que, en Inglaterra, cuando se acusa a alguien de difamación, el acusado debe probar su inocencia. Es decir, Simon tendría que demostrar, no solo que la quiropráctica no funciona, sino que además, demostrar que la BCA estaba promoviendo dichos tratamientos. Y, como si fuera poco, un juez definió que, lo que él decía en el artículo era que la BCA promovía estos tratamientos a pesar de saber que no funcionaban. O sea que también tendría que demostrar que la BCA estaba actuando con mala intención al promover dichas prácticas. Esto no solo es absurdo porque claramente no es lo que dice su artículo, sino que además es absolutamente imposible demostrar los tres puntos en un solo juicio. Lo que se le pide es absolutamente desproporcional a su supuesta falta. Por suerte, se le ha permitido apelar a dicha definición de sus palabras, cosa que esta haciendo ahora.

Contraataque

Lamentablemente, Singh ha perdido aprox. £100,000 hasta el momento debido a los costos legales del juicio, pero el mismo ha atrapado tanta atención pública que ahora, el panorama se ve muy negro para los quiroprácticos en Inglaterra y la BCA. En primer lugar, gracias a la internet y el fenómeno de los Blogs y los Podcasts, la comunidad escéptica mundial ha mostrado su profunda indignación, iniciando movimientos y protestas en contra de las leyes de difamación de Inglaterra, afirmando que representan una amenaza para la libertad de expresión del mundo entero, ya que se puede demandar a alguien en otro país.
La comunidad escéptica y científica no solo ha mostrado su apoyo ideológico, sino que también ha dado apoyo económico a Simon. A su vez, este apoyo ha forzado a la BCA a tomar una serie de medidas que, básicamente, degeneraron en sucesivos “disparos en el pie”.

El primer error fue intentar presentar evidencia a favor de la quiropráctica, ya que, si bien hay algunos estudios positivos, cuando se toman los mejores estudios, los resultados no son positivos. Su respuesta vino en la forma de un informe con 29 referencias que supuestamente muestran la eficacia de la quiropráctica para tratar varias enfermedades. Entre estas referencias, hay cosas como el código de práctica de la quiropráctica, un artículo que critica la integridad del proceso de revisión científica (el cual, irónicamente pondría en duda algunas de las otras referencias dadas), una carta al editor de una revista, un artículo sobre “que es y que no es la medicina basada en evidencia”, etc. En total, solo 17 de las 29 referencias son de verdadera relevancia.
En resumen, cuando la Asociación Británica de Quiropráctica necesita dar evidencia de la eficacia de una práctica de 120 años de antigüedad, presenta 17 estudios al respecto. Es, simplemente, vergonzoso, deshonesto y lamentable. Obviamente, no presentan estudios mejor hechos y más grandes que otros que si presentan, porque, en esos estudios, los resultados son negativos. Asique, podemos asumir que estos 17 estudios son considerados por la BCA como la “creme de la creme”. Sin embargo, entre estos 17, se encuentran 4 estudios de Osteopatía, que no es quiropráctica. ¿Lo pueden creer? Es realmente risible. Esto deja como evidencia 13 estudios chicos, como única evidencia presentada por la BCA, poco más de 1 estudio cada 10 años de historia de la práctica. En medicina, 13 estudios chicos son un principio, no constituye ni remotamente algo definitivo, y, nuevamente, habría que ponerlos junto con muchos otros estudios (ciertamente más de 13) sobre la quiropráctica, que son mejores y que son negativos.

Abandonen el barco

El segundo error fue producto, aparentemente, de un encontronazo con la muralla de la realidad. Mientras la comunidad escéptica y científica criticaba la débil evidencia presentada por la BCA, y denunciaba las aserciones infundadas que proclamaban muchos quiroprácticos miembros de la asociación en sus sitios web, la Asociación Quiropráctica McTimoney decidió sonar la alarma y pedirles a sus miembros que clausuren sus sitios.
En la carta que pueden leer acá en ingles, la asociación hace declaraciones como las siguientes:

“Los objetivos de la campaña (en contra de la quiropráctica) son ahora cualquier afirmación sobre el tratamiento que no pueda ser validada con los estudios sobre la quiropráctica. Lo más seguro para todos es hacer lo siguiente.
1. Si tiene un sitio web, ciérrelo AHORA.”

El paréntesis lo puse yo, el resto (las mayúsculas) son del anuncio. ¿No hay algo poco ético en haber estado ofreciendo información infundada sobre un tratamiento médico que, básicamente trata sobre la manipulación de la columna vertebral? Yo creo que sí.

Investigación

Algunos pueden pensar que esto es una cacería de brujas. La diferencia es que las brujas no existen, los quiropractas sí, y han ofrecido durante años un tratamiento médico fraudulento y, en muchos casos, peligroso. Fraudulento no porque no funcione, si no porque no hay evidencia de que lo haga (quizás si para dolores de espalda). Si la evidencia demostrase que si funciona, bienvenidos, manipulen mi espina dorsal. Peligroso, porque la manipulación de la espina dorsal no es algo fácil, siendo algunos de los riesgos la parálisis y la muerte. Ahora, los mismos quiropractas se han ocupado de atraer el ojo público a su práctica debido a un ridículo juicio que ellos iniciaron. De a poco, el publico va dándose cuenta que hay una diferencia entre un tratamiento médico fundamentado por la evidencia y la quiropráctica, y el gobierno ha comenzado a investigar la situación. ¿Caza de brujas? No, justicia. ¿Practicabas medicina sin evidencia? ¿Manipulabas las espinas dorsales de infantes sin basar tu práctica en estudios? Lo lamento, pero me preocupa poco que no quieras ser investigado.
Actualmente, 1 de cada 4 quiropractas de Inglaterra está siendo investigado. ¿La razón? El juicio de la BCA a Simon Singh y la respuesta de la comunidad escéptica y científica. Por tratar de callar a un crítico con la intimidación legal, la BCA ha puesto en peligro toda la industria de la quiropráctica en Inglaterra.

Asique, felicitaciones Simon y felicitaciones a la comunidad escéptica, que se ha expuesto a sí misma, poniendo en riesgo de más juicios de intimidación a sus propias instituciones para defender a un igual. Felicitaciones a la BCA por ser tan gloriosamente incompetente de propinarle un golpe enorme a su propia comunidad e industria, muy por encima de cualquier cosa que podría haber provocado el artículo de Singh en primer lugar. Por último, felicitaciones a la internet, por ayudar a agrupar y coordinar a gente de distintos países en una causa justa y común. Espero todo esto llegue a buen puerto

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine


El Código de la Biblia

enero 13, 2010

Ayer estaba preparándome para ver Cosmos, cuando me encontré con un documental en The History Channel sobre el Código de la Biblia. Lo había visto antes, pero nunca me deja de sorprender que un canal que ofrece excelentes programas que presentan información científica o ingenieril en forma rigurosa, como por ejemplo, la serie El Universo, o Maravillas Modernas, sea capaz de confundir a su audiencia con programas como este, o, aun peor, “Los archivos secretos Ovni”. Digo confundir porque al estar presentes en las mismas franjas horarias y tener formatos similares, los programas científicos le prestan credibilidad a los pseudocientíficos y estos le restan importancia a los primeros.

El Código de la Biblia, o Código Bíblico, es un presunto código, un método, que puede ser usado para revelar información escondida en la Biblia, que describe eventos pasados, presentes y futuros. El mismo se popularizó en 1997 con el libro “The Bible Code”, de Michael Drosnin, aunque la idea de buscar mensajes escondidos en la Biblia viene de mucho antes. Aparentemente, incluso Isaac Newton intentó encontrar los mensajes divinos. Actualmente, usando este código se ha podido demostrar que en la Biblia aparecen palabras como Kennedy, Irán, Hitler, Nuclear, Guerra y muchas otras mas, pero no solo esto, si no que es posible encontrar palabras relacionadas en un mismo sector de la Biblia. “Kennedy” se encuentra cerca de “ejecutado” y de “john”. Esto resulta realmente extraño, ¿no?. Pero, claro, las letras que conforman estas palabras no se encuentran una al lado de la otra, ahí es donde entra el “código”. El mismo no es más que un método que busca secuencias de letras equidistantes (SLE, o ELS en inglés), es decir, busca secuencias de letras que estén a la misma distancia las una de la otra, y que tengan algún significado. La distancia entre las letras y el punto de partida para empezar a buscar son definidos por quien sea que quiera buscar algo, lo cual ofrece, por si no se dieron cuenta, una enorme flexibilidad.

Miren la siguiente imagen. ¿Alguna vez, jugando a la sopa de letras, les pasó de descubrir una palabra que no tenian que encontrar? Eso es exactamente lo que es el “Código de la Biblia”.



En definitiva, el método es el siguiente:

– Tomamos una porción de texto bíblico en forma arbitraria. Por ejemplo, 10000 caracteres desde Génesis 1:3 en adelante, o lo que ustedes quieran.
– Codificamos la información en forma de filas y columnas, 1 caracter ocupando cada celda, creando un bloque de texto rectangular.
– Definimos una celda cualquiera como punto de partida.
– Tomamos un numero cualquiera (tanto positivo como negativo) para empezar a buscar SLEs.
– Anotamos lo que encontramos. Si no encontramos nada divertido, entonces repetimos la búsqueda cambiando el espaciado, rediseñando el rectángulo, cambiando el punto de partida, usando otro texto, o usando el mismo texto en otro idioma.

Descuartizado de esta manera, supongo ya se habrán dado de donde reside realmente el código bíblico: en la estadística, no en la Biblia. Ah, me olvide de mencionar que la secuencia no tiene por que ser horizontal. Puede ser vertical, diagonal o con saltos como los del caballo del ajedrez. Aún mayores posibilidades…

Así que, es verdad que realmente se encuentran palabras relacionadas aplicando este método (la palabra “código” le da un aire de misterio injustificado) a la Biblia. Realmente podemos encontrar en la Biblia palabras como Irán, nuclear y guerra en el mismo rectángulo de texto, es verdad. ¿Por que esto habría de sorprendernos? ¿Acaso no podremos encontrar también palabras como “perro” o “gato” o “Playstation”, que no son de interes cospirativo, premonitorio o religioso? Seguramente, pero el contraargumento es que la probabilidad de encontrar estas palabras, como “avion”, “torre” y “gemelas”, en el mismo bloque, es increíblemente chica. También esto es cierto, pero constituye uno de los mejores y menos entendidos engaños lógicos que se pueden usar. Como dijo Mark Twain, “hay 3 tipos de mentiras: mentiras, malditas mentiras y la estadística”. El argumento consiste en la confusión, entendiblemente común, de malinterpretar la probabilidad de que algo ocurra con la probabilidad de que esto ocurra. En el ejemplo más típico, la probabilidad de que usted gane la lotería es extremadamente chica, pero la probabilidad de que alguien gane la lotería es bastante grande. Aplicado al caso en cuestión, la probabilidad de encontrar “Kennedy” y “ejecutado” en un determinado bloque de texto, usando un espaciado determinado es muy chica, pero la probabilidad de encontrar algo es enorme. Eventualmente, encontraremos estas palabras, relativamente, en cualquier texto si somos provistos de suficiente paciencia para armar distintos rectángulos, usar distintos espaciados y tomar partes distintas del texto. Cabe mencionar que no importa que las palabras encontradas no correspondan al mismo espaciado, lo cual aumenta la probabilidad aun más. En el caso kennedy-ejecutado, como mostraba el documental, las letras en “kennedy” se encuentran separadas verticalmente por letras, pero “ejecutado” esta escrito en la Biblia en forma directa. Tampoco importa que el espaciado entre letras y entre palabras sea el mismo. La cercanía que deben tener dos palabras para considerar que están vinculadas también es completamente arbitraria.


Portada del libro "Bible Code II". Miren abajo que dice "Twin", "Towers" y "Airplane"


En programas como el de History Channel podrán escuchar a los “científicos” que estudian el código bíblico asegurar que la probabilidad de encontrar tales palabras es “de una en un millón”, o aún meno, pero esta es la probabilidad de encontrar esas palabras, usando ese texto, ese formato, ese espaciado y partiendo de ese punto. La probabilidad de encontrar esas mismas palabras usando algun texto, algun formato, algun espaciado y partiendo de algun punto es inmensa.

Si usamos un enorme texto generado aleatoriamente, la estadística dice que usando este método podríamos encontrar la guía telefónica entera. Así es, el “Código Bíblico” ni siquiera es propio de la Biblia: es aplicable a cualquier tipo de información escrita. De hecho, métodos similares son aplicables a todo tipo de información concebible, ya que el concepto de información esta íntimamente con el concepto de ruido. En el caso del código bíblico, estamos generando ruido en forma artificial al analizar la información en una forma en la que no se supone debería ser analizada. Lo mismo ocurriría si convertimos una imagen digital en un archivo mp3: escucharíamos un montón de basura. Con suficiente basura, eventualmente, en algún lado, encontraríamos algo que suena como una voz humana diciendo algo. Lo único que nos separa de escuchar las palabras “ovni”, “tierra”, “2012” y “renacer” en el audio creado a partir de la codificación erronea de fotos digitales de la mona lisa en formato mp3, es la imaginación y el trabajo.

Es sorprendente cuanto podemos aprender y conocer sobre las formas de auto-engaño que han sido inventadas al analizar este tipo de pseudociencias. Creo que es un ejercicio interesante y útil porque nos ayuda a reconocer cuando nosotros mismos nos engañamos respecto de algo. Algunos ejemplos notablemente similares, que despliegan el mismo conjunto de mecanismos y falacias que el código bíblico son la psicofonía, pareidolia y el escuchar versos satánicos en música rock reproducida en sentido contrario.

Existen algunos softwares que se pueden bajar o comprar para poder analizar textos, aunque si saben usar el Excel y tienen conocimientos de programación, crear un programa que analize textos en la forma correcta no debería ser muy dificil. Aun no hé probado estos programas por una cuestión de tiempo, por lo cual no puedo garantizar su funcionamiento, pero me imagino que algunos serán buenos. Sin embargo, les recomiendo que se consigan uno gratis antes de gastar su plata en esta curiosidad.

Si quieren mayor información sobre esto pueden dirigirse a las siguientes páginas:

Skeptoid

Diccionario Esceptico

CSI

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine


El alunizaje – Parte IV (final)

enero 4, 2010

Cuando pensamos en la llegada del hombre a la Luna, pensamos en la filmación de Apollo 11, la huella y la bandera. De todo el trabajo, de todos los momentos que conforman ese hito, solo un puñado son los que recordamos. Algo parecido parece suceder cuando uno escucha a alguien hablar de por que no llegamos a la Luna: el foco son las filmaciones, las fotografías y solo un par de conceptos de física que ya traté en los artículos anteriores. Sin embargo, la evidencia del alunizaje es muchísima más vasta en diversidad y calidad que cualquier cosa que haya visto mencionada en documentales o sitios “escépticos” del alunizaje.
Como dije antes, el llegar a la Luna requirió de un esfuerzo titánico por parte de muchísima gente, y el viaje del Apollo 11 en si, fue precedido por muchos otros viajes y ensayos, y fue seguido por otros alunizajes. ¿Fue todo esto parte de la farsa?
Voy a tratar de tocar los temas más importantes, porque es imposible abordar toda la proeza en una entrada, o incluso unas cuantas.

Las misiones

 El vuelo del Apollo 11 fue precedido, como su nombre lo implica, por 10 misiones anteriores, cada una concebida con un distinto propósito. Todas ellas, pruebas. En esta pagina de Wikipedia se puede encontrar una lista comprensiva de ellas: http://en.wikipedia.org/wiki/Lunar_landing. Hubo pruebas sobre el mecanismo de reentrada, sobre los sistemas de soporte de vida, sobre el funcionamiento del cohete Saturno V, e incluso, misiones donde se llego a orbitar la Luna. Apollo 10, llego a orbitar a 15,6 km de la superficie Lunar, una misión casi idéntica que a la del Apollo 11, a excepción del alunizaje en sí. Pero, esto es solo el programa Apollo.
Los programas Luna y Zond, de la Unión Soviética, y Ranger, Surveyor y Pioneer, de los Estados Unidos consistían en misiones con naves no tripuladas, lanzadas a la Luna con distintos propósitos. ¡Estamos hablando de mas de 50 misiones! ¿Por que entonces, solo cuestionamos el aterrizaje de un hombre en la Luna, y no de todas estas otras misiones? ¿Por que dar una atención desproporcionada a Apollo 11? En mi opinión, es solo la falta de interés, de conocimiento, y la ideología política la que es capaz de hacer que alguien niegue esta proeza humana luego de ver esta evidencia. ¿Acaso el Apollo 10 también fue una farsa? ¿Y el Apollo 7 también? ¿Y las sondas que aterrizaron en la Luna y luego volvieron con muestras, esas también?
Queda claro que el único, real argumento de los “escépticos”, es la incredulidad. “No puedo entender o imaginarme como pueden haberlo hecho: por lo tanto, no lo hicieron”.

 

El rastreo
Los objetos que surcan el espacio se pueden rastrear con distintos aparatos. Uno de los más obvios es el ojo humano. Podemos ver un despegue, y ver que el cohete se aleja progresivamente. Pero, haciendo uso de nuestro ingenio, hemos creado herramientas mas sofisticadas para rastrear objetos. Hoy en día, todo el transporte aéreo depende de nuestra capacidad de rastreo usando el radar. En el caso de las misiones espaciales, la nave transmite todo tipo de señales para mantenerse comunicada con el equipo de tierra. Por su naturaleza, estas señales pueden ser captadas por cualquier persona que se encuentre en tierra y tenga el equipo correcto (recordemos que esto fue antes de la posibilidad de la encriptación digital). La Unión Soviética ya había enviado naves a la Luna antes del alunizaje, por lo que le hubiese sido extremadamente fácil desmentir el fraude, exponiendo a su enemigo mortal ante todo el mundo.
Esta es una de las claves de la mentira conspiratoria: el riesgo. ¿Cómo se compara el riesgo de mandar un hombre a la luna, y fracasar, con el riesgo de elaborar el fraude más grande del mundo, y ser descubierto? Como vimos, la capacidad de enviar naves a la luna ya había sido adquirida, ya que negar este logro implicaría también negarlo por parte de la Unión Soviética. Esta postura es simplemente indefendible. Dado que los rusos rastrearon las misiones, la única forma de explicar el fraude es que hayan enviado una nave que describió la exacta trayectoria que habría trazado la nave con el peso de los astronautas, con un equipo capaz de transmitir la voz pregrabada de los astronautas, y que concuerde segundo a segundo con la grabación transmitida.

Esto en si, constituye evidencia suficiente para el alunizaje, ya que lograr todo esto es exactamente equivalente, si no más complicado, a realizar un alunizaje tripulado. No olvidemos que la balística nos dice que la trayectoria realizada depende del peso de la aeronave, y por lo tanto, el peso de la nave “falsa”, con el equipo de transmisión con cinta magnética, tendría que haber sido calibrado para tener exactamente el peso de los astronautas y su sistema de soporte (agua, comida, medicina, etc.). Es, simplemente, una proposición absurda.

Como agregado, les quiero mostrar esta noticia:

http://legacy.jefferson.kctcs.edu/observatory/apollo11/

Miren que fácil que era captar las transmisiones de los astronautas desde la luna, que se podía hacer con un poco de mano de obra y acceso a una ferretería. A su vez, fíjense que usando tres de estos aparatos caseros, grabadoras, relojes, y un mapa, se podría triangular efectivamente la posición de origen de las transmisiones. Es tan sencillo, que la propuesta de que no se envió un cohete tripulado se cae a pedazos a medida que uno adquiere mas y más información sobre el tema. Lo dije antes y lo voy a volver a decir: me sorprende que, con tanta información disponible, los “negadores” del alunizaje sigan hablando de sombras en fotografías, en vez de concentrarse en este tipo de evidencia, muchísimo más contundente que una fotografía, y cuya refutación, sería también mucho más contundente.

Les dejo algunos links de interés sobre el tema del rastreo:
http://www.astr.ua.edu/keel/space/
Rastreo por parte de los rusos (traducido)

http://en.wikipedia.org/wiki/Third-party_evidence_for_Apollo_Moon_landings

Les recuerdo que usen Wikipedia como puerta de acceso a los sitios que documentan el articulo, ya que generalmente contienen mucha más información.

 

Evidencia fotográfica reciente

Hace unos meses, publique esta nota, sobre las fotografías, sacadas por la sonda LCROSS, de algunos de los sitios de los alunizajes. Son las primeras imágenes sacadas de los sitios luego de los alunizajes. En ellas se pueden apreciar los instrumentos dejados por los astronautas, la parte de abajo del modulo lunar e incluso las pisadas, vistas como manchas un poco más oscuras. Si uno compara estas imágenes con los planes de misión, que detallaban los recorridos a realizar, obviamente coinciden. Pero, no se sorprendan, los “escépticos” dicen que estas fotos son trucadas.

Esto es clásico: primero la queja es “no hay fotos porque fue un fraude”. Luego, cuando las fotos aparecen, “son trucadas”. Creo que en muchos casos, incluso si ellos mismos fuesen a la Luna y vieran los instrumentos y equipos dejados con sus propios ojos, dirían que fueron puestos ahí recientemente, para convencerlos.

Les dejo las imágenes que coloque en el articulo, así como otras nuevas que han sido sacadas cuando la sonda volvió a pasar por la zona:

 

 

 

 

Palabras finales

No quiero mencionar todas las fotos, todos los videos, todos los detalles de todas las misiones y toda la evidencia que hay disponible ahí afuera: seria imposible. Lo que pretendo es mostrar que ustedes pueden conseguir esa evidencia, analizarla y sacar sus propias conclusiones sobre el tema. No se tienen que quedar con lo que ven en un documental donde dicen “no hay fotos de estrellas, porque fue filmado en un set de filmación”, ni tampoco se tienen que quedar con la información provista aquí ni en ningún otro sitio. Sin embargo, creo que si hay que entender que estos son temas complicados, que un alunizaje puede parecer algo imposible para alguien que no estudie o haya estudiado ciencia a nivel universitario. Incluso con ese nivel de educación, la astronomía y los viajes espaciales son temas suficientemente complejos como para requerir estudio independiente para entenderlos. No argumenten a partir de la incredulidad, y no se confíen de ideas que sean satisfactorias o concordantes con su ideología política y social. Si verdaderamente quieren conocer el tema, estúdienlo. No pretendan ser expertos porque vieron un documental de 2 horas. Yo no pretendo ser experto tampoco, pero creo que, como llevo una década de estudio y de interés en estos temas, y tengo una formación científica, puedo aportar algo.

Fíjense que poco rigurosos que pueden ser los documentales “escépticos del alunizaje”, que ni siquiera tocan los puntos que mencione en este articulo. ¿Se acuerdan del argumento de que no había fotografías de estrellas porque fue filmado en un set y hubiese sido muy difícil colocar las estrellas falsas de forma que correspondan con lo esperado? Acá hay una foto con estrellas, sacada desde la Luna usando un telescopio UV:

Jamás vi esa imagen en un video en un documental sobre el “fraude”. ¿Por que no? Solo puedo especular que es porque no saben de su existencia, o porque no les conviene mostrarla. Cualquier sea el motivo, muestra el poco nivel de rigurosidad y honestidad de estas producciones.

Con esto concluyo la serie sobre el alunizaje. Espero que les haya interesado y cautivado, y hayan aprendido algo que quizás no sabían sobre este excelente momento de la humanidad. Como siempre, los invito a dejar sus comentarios, sean positivos o negativos, para poder seguir discutiendo este tema.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine


Fotos del espacio: Que es el “Falso color”?

diciembre 5, 2009

Durante mucho tiempo, me pregunte por que cuando veía las fotos sacadas por el Hubble o por alguna sonda espacial, como Cassini, muchas fotos eran en blanco y negro o venían con la leyenda “falso color”. ¿Cómo puede ser que enviemos robots a Marte y a Saturno y se olviden de poner cámaras a color? Sabía que probablemente había una buena explicación para esto, y que probablemente no era la que ofrecen los fanáticos de las teorías de conspiración. ¿Mandan las naves con cámaras en blanco y negro para que no veamos que en Marte hay pasto? No lo creo…. ¿Colorean las fotos con computadora para que parezcan más espectaculares de lo que son? Si lo hacen con modelos en bikini, porque no con galaxias…. pero, ¿tan poco asombroso es el universo que hay que andar inventando cosas? Estas explicaciones no me parecían razonables.

Como descubrí, la realidad es mucho más interesante y la explicación de por qué esto es así es razonable, lógica, elegante y puede enseñarnos algo.

Puntitos

Cuando compramos una cámara digital lo primero que preguntamos es “¿Cuantos megapixeles tiene?”. En realidad, si son como yo, pasan 3 semanas en internet recopilando información y ofertas, luego elaboran una planilla de Excel y arman una matriz de selección donde evalúan cada característica de la cámara, luego realizan un promedio ponderado y compran la que da mayor valor. Bueno, pero eso no importa. Sabemos que cuantos más pixeles, mejor, porque tiene mayor resolución. Los ingenieros aeroespaciales también lo saben, pero su solución al problema de maximizar la resolución de sus cámaras es más complicada.

Cada pixel representa en realidad 3 puntos, no uno, ya que se compone, cada uno, de rojo, verde y azul. La intensidad de estos tres colores se regula, y así logramos todos los demás colores. Cuando captamos información, este concepto funciona al revés. Tenemos un sensor con cierta cantidad de receptores, que conforman pixeles. Ahora, lo que se hace para aumentar la resolución y aprovechar todos los receptores es sacar la foto por partes. En vez de “ver” todos los colores a la vez, primero registran únicamente el rojo, después el verde, después el azul. Cada vez, el tiempo de exposición es el mismo, y no es una fracción de segundo si no varios segundos, o incluso, minutos. Lo que ocurre es que los pixeles son sensibles a la luz y punto, y se colocan filtros adelante de estos que dejan pasar luz de un color. Luego se cambia el filtro y se registra el otro color.

Esto permite usar todos los receptores para captar cada color por separado, efectivamente triplicando la resolución del aparato. Esto es posible, a su vez, por que el objetivo a captar apenas se mueve respecto de la cámara. Las fotos en blanco y negro son sacadas cuando el tiempo de explosión debe ser recortado por alguna razón o cuando se busca cierta información que se perdería sacando una foto a color. Al captar rojo, azul y verde estamos eliminando en realidad, parte del espectro visible, y esa información perdida puede ser muy importante para los investigadores.

Falso color

Ok, sacaron la foto. Ahora la photoshopean para borrar las pirámides de Marte y embellecer esas aburridas galaxias, ¿no? Bueno, no exactamente. Claro que hay un proceso de tratamiento digital que tiende a mejorar la calidad de la imagen, como ocurre cada vez que grabamos una foto en cualquier medio digital usando cualquier software, pero el “falso color” precede a este proceso.

Imagen sacada con un filtro amarillo y uno infrarojo

Sucede que el universo está lleno de radiación, una pequeña parte de la cual conforma el espectro visible, el que nosotros vemos. ¡Pero hay mucho ahí afuera para ver! Explorar el universo con cámaras capaces de ver únicamente el espectro visible sería como asistir al concierto más increíble de la historia pero poder escuchar solo 2 de todas las teclas del piano. Es más, hay vastas nubes de polvo en el universo que se interponen y tapan lo que queremos ver: necesitamos poder ver a través de ellas. Como en las películas de acción, usamos cámaras infrarrojas para ver nuestros objetivos. Sucede que la luz infrarroja atraviesa con facilidad cosas como el polvo y por lo tanto es una excelente manera de poder ver más de lo que nuestra posición nos permite. Pero no nos quedamos ahí, también registramos la luz ultravioleta. De hecho, tratamos de abarcar todo el espectro de la radiación. La radioastronomía no es otra cosa que ver otra parte del espectro electromagnético. Pero esta no es información propiamente visual.

Las imágenes de “falso color” son imágenes que tienen información del espectro infrarrojo y/o ultravioleta representada con colores. Los colores se pueden elegir en base a cosas que sabemos sobre el objetivo. Por ejemplo, si algo está a 10000 C, será de color blanco, ya que a esa temperatura, las cosas emiten ese color. ¿Vieron que la llama de un fosforo tiene una parte azul y otra roja? Bueno, la parte azul está más caliente. Cuando algo toma temperatura, empieza a emitir luz, empezando por el rojo y yéndose cada vez más al azul y al blanco. La temperatura del sol se puede determinar sabiendo de qué color es. ¡Fascinante!

En algunos casos, la información coloreada corresponde a la elección de como representar información de un espectrómetro. Un espectrómetro es un aparato que puede ser utilizado para determinar que está compuesto algo a través de la radiación que emite. Estas imágenes son las más “falsas” de todas. Por ejemplo, en la siguiente imagen, el color rojo representa hidrogeno y el verde, oxigeno. Se decide colorear las fotos de esta forma para representar mejor la información. La realidad es que estas fotos las toman no para que la gente las mire y diga “¡wow! que lindo” si no para que los astrónomos aprendan más sobre el universo.

Verde = Oxigeno, Rojo = Hidrogeno

Si, es un poco agridulce, pero es así. Lo importante es, como siempre, la información. El falso color en el sentido de darle color a un elemento en particular o a un gas, se usa mucho en las fotos de nébulas o galaxias con mucho polvo y gas. En las fotos de planetas se suelen usar los filtros y se compensa por efectos atmosféricos y demás. Si a uno le interesa, puede averiguar que técnica se uso para sacar una determinada imagen con una pequeña búsqueda en internet. A fin de cuentas, las imágenes que incluyen el espectro infrarrojo, ultravioleta u otro son representaciones más fieles a la realidad. El problema es que nuestros órganos no están equipados para ver esa realidad. Las que son en blanco y negro, es porque necesitaban sacarla en blanco y negro por algún motivo particular.

Bueno, después de tanta charla…. ¡veamos unas fotos!

Imagen con filtros de color

Falso color, es todo rayos X. Rojo, Verde y Azul son rayos X de menor a mayor energia.

La famosisisma nébula "Ojo de Gato"

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine